“Re-evolución, transformación, un cambio radical, renunciar a lo viejo 

para dar paso a lo nuevo, un salto cuántico”

16 de Enero de 2016, Encuentro AoH Mates, San Roque, Brasil

Un encuentro y un círculo de personas, fue el espacio testimonio de una conversación simple, sobre como cuidar y evolucionar en la práctica de hacer comunidad, una comunidad que se hace desde el arte de anfitrionar, y conversar.

¿Para que cuidar y evolucionar una comunidad que práctica y cuida el arte de anfitrionar conversaciones?, ¿Cuál es su propósito mayor?; En particular en un pedazo de continente que llamamos Latinoamérica, que presenta una realidad que aprisiona a las sociedades desde un sistema de consumo, que presiona y tensiona sus propios recursos de subsistencia, convivencia y hábitat, la posibilidad de maniobrar y tomar decisiones a futuro se hace cada vez más corta, y la capacidad humana y natural para resolver y asumir estas tensiones raya cada vez más entre la intolerancia y la incapacidad. En este contexto, el rol de facilitar conversaciones, termina superando las técnicas y canalizando en cada espacio de conversación la inconformidad, el dolor, la resignación de no ver respuestas a tantos caminos sin salida, en las relaciones entre comunidades, sociedades, grupos humanos, instituciones, entidades públicas y privadas, lo que termina expresándose en tensiones, conflictos, caos.

He aquí,  el porqué de cuidar una comunidad que práctica y cuida el arte de conversar. La necesidad de responder a un llamado de urgencia, de integrar este conflicto, el caos, en los espacios de conversación, dar espacio entre al chronos y el kairos, a expresar y escuchar desde aquello que duele, o importa, y desde ahí sanar y permitir nuevas formas de conversar y relacionarnos, para canalizar el conflicto, el caos, como motor de la transformación y evolución de las sociedades latinoamericanas.

-“Conversar es como una invitación a bailar”- decía un amigo facilitador, entonces ¿qué invitaciones queremos continuar o empezar a realizar?, para danzar como facilitadores del conflicto transformador, desde esos espacios conversacionales que independientemente de la técnica a aplicar permite anfitrionar espacios para sanar y crecer.

Una de las respuestas o más bien del llamado que motiva esta reflexión se manifestó en la palabra “revolución”. Entonces, como “re-evolucionar” la conversación en medio del conflicto, como re-significar esta palabra en la historia latinoamericana, ¿En qué medida somos canal para ello desde nuestro rol facilitador?, ¿Cómo dar el salto cuántico para dar paso a lo nuevo que emerge desde las cenizas?. La invitación entonces es a que dancemos juntos en esta re-evolución. ¿qué podemos hacer juntos?

Tags: , , , , , , , ,

Leave a Reply


Sub Pages

Featured articles